espagiria.png

LA ESPAGYRIA

Es el arte de curar mediante la alquimia de las plantas, su nombre proviene de Paracelso, pero sus orígenes remontan al antiguo Egipto.

 

La Espagyria es la materialización en las plantas del principio alquímico  “solve et coagula”, en la preparación de tinturas y elixires medicinales, extrayendo de las plantas, por separado, el mercurio, el sulphur y la sal, purificándolos  y después volviéndolos a juntar, transmutándolos en líquido, pero conservando y potenciando su espíritu, su energía, su sistema de cristalización y sus principios activos.

 

Con la premisa de que cada planta, célula, órgano, tejido, sistema, persona… tiene una “vocatio” particular, el de ser y hacer por si mismas por la “fuerza” que se han creado, la Espagyria da la información y aporte de ese arquetipo perdido o distorsionado.

 

El espíritu ordena la materia y ésta manifiesta la forma vocacional del espíritu, y todo esto está regulado por la energía.

 

En nuestro proceso y camino de evolución y supervivencia, igual que los metales tienen la vocatio de ser oro, se dice que nuestra vocación es ir a lo más perfecto, al uno. En teoría somos una forma rectificada de la expresión perfecta del espíritu.

 

En este proceso de transmutación vamos a tener unos impedimentos o frenos, desde el punto de vista material, energético o psíquico, que vamos a tener que liberar con estos remedios para que se haga una perfecta manifestación del espíritu.

 

La Espagyria no dirige su mirada a la enfermedad sino al ser que sufre y a la causa del desequilibrio.

 

El trabajo de la Espagyria es ayudar a reconocer ese propio SER, quitando el miedo a manifestar lo que soy, por mi temor a no ser aceptado, y el deseo de ser otra cosa que no soy, encontrando el impulso vocacional que nos llevará a un estado de serena felicidad y amor incondicional; es lo que se llama sanación.