LA PSIQUENERGÉTICA

(Un camino hacia la salud)

LOS CONCEPTOS EN QUE SE BASA LA PSIQUENERGÉTICA:

 

  1. El universo hasta el ser humano están creados de una forma matemática, geométrica y aritméticamente dispuestos y hechos, siguiendo unos patrones y ciclos en su funcionamiento.

  2. La materia y la vida se basan en la energía, todo es energía, con dos fuerzas que la componen, una que tiende a la coagulación y otra a la disolución, es el Yin y el Yang de la medicina china.  

  3. A la energía la determinan 5 movimientos desde su creación. Una energía ascendente, otra descendente, otra centrífuga, otra centrípeta y otra transformadora. La Madera, el Fuego, la Tierra, el Metal y el Agua.  Unos movimientos generan a otros y otros controlan a otros, creando una armonía.

  4. El ser humano esta compuesto de una parte física o biológica, otra funcional o energética y otra psíquica o mental. El Jīng, el Qì y el Shen. Una perturbación en alguno de estos 3 componentes van a influir a los otros 2. Por ejemplo una perturbación de la energía, con un exceso o vacío de energía, o un bloqueo de ella, o bien una alteración o enquistamiento de una energía emocional en el campo mental, va a crear o producir disfunciones y trastornos, con sus consecuencias somáticas, causando determinados síndromes y síntomas. Esto no quiere decir que una emoción nos cause enfermedades, si no es el conflicto energético creado quien puede producir los problemas.

  5. Que el ser humano en esta vida tiene dos finalidades innatas, sobrevivir el máximo tiempo en la tierra y evolucionar. Cualquier impedimento en el camino de estos dos fines, nuestro cuerpo biológico y energético nos va a dar unos síntomas, y nuestro inconsciente de supervivencia lo va a intentar solucionar automáticamente.

Hay 4 funciones inconscientes biológicas de supervivencia.

  • La supervivencia base: respirar, beber, comer y reproducirse.

  • Que nos protejan y nos nutran, proteger y nutrir.

  • Valorización, comparación, atacar, defenderse o huir, conseguir el alimento.

  • Tener o estar en un territorio e intercambiar. 

 

La Psiquenergética pretende aclarar, conjugar, unir conceptos de una manera hilada y comprensible, desde el abordaje de nuestra psique (mente) y la energía (actividad funcional), sobre los cuadros de síntomas físicos, funcionales y emocionales, que manifiesta el ser humano a través de su personalidad, como consecuencia de su desequilibrio. Con este nuevo enfoque, además se va a intentar ayudar a sanar, no solamente al cuerpo, sino también a ese Espíritu que está herido y errante en este espacio – tiempo. 

 

Una cosa es curarse y otra sanarse; y, para hacerlo totalmente, es importante, además de utilizar los tratamientos convencionales y energéticos, conocer conscientemente, el porqué y el para qué, el significado de los síntomas, los códigos, patrones, temas conflictuales, o el sentido biológico y energético de las enfermedades y de los síntomas desde el punto de vista inconsciente; y, sobre todo, al final, “qué voy aprender de ello”, para mi evolución y crecimiento personal.

 

Para responder a una enfermedad psicosomática, vamos a tener que buscar en nuestro inconsciente cuál es la función biológica, energética y psíquica no satisfecha; el resentir atrapado, la creencia limitante, los conflictos…; encontrar el sentido, el porqué y el para qué de la respuesta biológica, energética o psíquica de la enfermedad, que ha construido el organismo para satisfacer esa necesidad inconsciente no expresada; para así poder actuar sobre ella, sacando al consciente la emoción y el resentir bloqueado en nuestro interior, liberando esa psico-somatización, y desactivando o descodificando las memorias, patrones y resentires emocionales, diciendo con palabras, lo que nuestro cuerpo está expresando por medio de un síntoma, una enfermedad o un trastorno de comportamiento. 

 

 

Al comprender el por qué de las patologías y los mecanismos biológicos y energéticos de las enfermedades, ya sean orgánicas, funcionales, psicológicas o psíquicas, vamos fomentar primero la toma de conocimiento; después, la toma de consciencia para poner, por último, la puesta de consciencia liberadora, sacando “el resentir oculto”; aceptando y soltando nuestros conflictos perturbadores, complementando y ayudando a remediar la enfermedad instaurada en el cuerpo y SANAR al ser humano, a la vez que aprendemos y evolucionamos personalmente. 

 

La Psiquenergética proporciona una manera de descodificar las alteraciones de las expresiones funcionales y programas perturbadores inconscientes,para ayudarle a la persona a dar una solución a los conflictos, liberarnos de ellos para que no se vuelvan a codificar, y equilibrarnos en nuestras futuras respuestas psico-energéticas-somáticas,manteniendo el equilibrio y la salud. 

 

Con la Psiquenergética vamos a descifrar preguntas como ¿por qué he enfermado?, ¿por qué me ocurre esto a mí?, ¿por qué aquí?, ¿por qué en este momento?, ¿para qué he sufrido esto?... Y aprender cómo buscar las perturbaciones emocionales y energéticas que nos afectan en nuestra salud, a través de nuestra historia familiar transgeneracional, de nuestro proyecto de vida, de nuestra vivencia gestacional, de la puesta en marcha en la vida extrauterina, de los conflictos y vivencias tenidas a lo largo de nuestra vida... 

 

Y con sus técnicas se aprende a cómo vamos a dar respuestas sobre qué hacer, y cómo resolver o tomar consciencia de esos programas y resentires emocionales que se están somatizando y condicionando a nuestra salud, para liberarnos y equilibrarnos en nuestras respuestas psicosomáticas, ayudando así a sanarnos.